Carcelera

Vi a la Luna quieta,la vida en movimiento,la noche serenamás dormida en su lienzo,encajes de estrellaspara su firmamento,un manto tinieblasobre el llanto del cielo. Llorando, los astros,y la Luna ancestral,trazaba de blancola pena del juncal.Cantó el condenadosu última voluntad:“Carcelera, traigomi alma por soleá.” 𝗝𝗟 𝗠𝗢𝗡𝗧𝗘𝗦

Volver arriba